martes, 29 de noviembre de 2016

Reseña: Maus - Art Spiegelman

Siempre me ha interesado mucho la Segunda Guerra Mundial. Todo empezó cuando leí El diario de Ana Frank (que hasta el momento he leído unas cuatro veces), me obsesioné con el tema, necesitaba saber más y más sobre ello, es uno de esos hobbies raros que tiene una.
Hasta el día de hoy decenas de libros y documentales han llegado a mis manos, al igual que esta maravillosa novela gráfica que mi chico tuvo el detalle de regalarme.
A parte de mi interés previo sobre el tema, algunos ya sabréis que el pasado año pase un Erasmus de cuatro meses en Warzsawa y tuve la oportunidad de visitar Auswitch y Bierkenau, esta novela me hizo revivir cada sentimiento que tuve en semejante perturbador lugar.
Maus es el relato de un superviviente de la guerra, un hombre con recursos que supo anteponerse a los teje manejes de los alemanes y mantenerse lo suficientemente sano y cuerdo como para seguir adelante.
Cabe destacar que la historia es 100% real, es la biografía en formato gráfica de Vladek Spiegelman, exacto, el padre del autor, que murió (por desgracia) antes de la publicación de esta obra.
El hecho de que esté narrado desde el tiempo presente como una historia que cuenta un padre a su hijo es sin duda un gran punto a favor, empatizas mejor con los hechos, no te hace sentir culpable por lo sucedido como en cierto modo podemos percibir en otros relatos del mismo género.
Art Spiegelman deja en evidencia a la raza humana, la humilla, la expone tal cual es, ruín, cruel y sediento de poder. Desde su acertada simbología, que se hace evidente con la elección de que los personajes sean diferentes animales según de procedencia, hasta cada línea redactada, nos envuelve la lectura, se hace muy difícil parar hasta que llegas al final.
En cuanto al dibujo sólo puedo decir: ESPLENDIDO. En blanco y negro, que no hace que se sature la visión de la página, y meticuloso pero simple, que, en mi opinión, juega un buen papel en la historia (suficientemente enrevesado es lo narrado como para andar con ilustraciones pomposas).
Lo único malo que podría decir sobre este tebeo es que Vladek es una persona difícil con la que empatizar una vez es viejo y la guerra ha quedado muy atrás. Cuando hablaba con mi pareja sobre Maus (él también lo ha leído recientemente) lo primero que dije fue "Santa Mala" y sin lugar a duda, una vez le déis una oportunidad, entenderéis lo que quiero decir con eso.
He estado leyendo en internet, y más concretamente en la blogosfera, sobre este artista y doy gracias de que mi acercamiento a su trabajo haya sido con Maus, pues me temo, según lo que he leído, que si hubiera sido con alguna otra novela gráfica jamás hubiera llegado a interesarme por ésta magnífica historia.
Leí en una reseña, no recuerdo de quien era, que se vería incapaz de poner una marca a Maus, porque sentiría que estar poniendo nota a la vida de alguien, tengo que reiterar lo que esta blogger dijo. Osar puntuar las vivencias REALES de una persona sería rematadamente mezquino.


Esta vez no os voy a poner una cita, soy incapaz de descontextualizar una sóla línea, simplemente os invito a leer la obra, probablemente la que más recomiendo de todas mis lecturas de este 2016.
Si la habéis leído no olvidéis dejarme un comentario haciéndome saber vuestra opinión, o si por el contrario aún no le habéis dado una oportunidad hacedme saber si acaba en vuestra lisa de pendiente.

martes, 22 de noviembre de 2016

Reseña: Arrugas - Paco Roca

Voy a confesar que este es el regalo de cumpleaños que he comprado para una amiga, pero mi novio no hacía más que recomendármelo así que antes de envolverlo no he podido evitar echarle un vistazo. Un vistazo que se ha convertido en devorar el comic (¿o es una novela gráfica? sinceramente nunca sabré diferenciarlas).
Para quien no conozca a Paco Roca sólo puedo decirle que es un maestro, cada línea está llena de significado y nadie puede negarme el nivel de ternura de sus dibujos.
Centrándome ya (por fin) en la historia que nos ocupa no tengo nada malo que decir al respecto, pero antes dejadme que os lo resuma brevemente.
Emilio, un anciano con principio de alzheimer es internado en uan residencia de ancianos tras una crisis. Allí conoce a Miguel, con el que vivirá sus pequeñas aventuras, y a otros personajes curiosos sin los que la historia resultaría más vacía.
El acercamiento a la enfermedad que el señor Roca nos presenta es completamente diferente a lo que yo al menos estaba acostumbrada a encontrar, la vida del enfermo de alzheimer en primera persona, dándole a la persona que sufre las dificultades de la perdida de memoria la importancia que merece y que, según parece, a veces olvidamos.
A través de las páginas conocemos la situación de otros ancianos, creo que ayuda, en cierto modo, a entender mejor a nuestros mayores y su forma de actuar. Sienten miedo por el futuro, por lo que pueda pasar, tanto cómo podemos llegar a tenerlo los jóvenes.
La visón que tiene Miguel de la vida, sus ganas de seguir comiéndose el mundo y como evoluciona a lo largo de la lectura es tremendamente conmovedor, me he enamorado de este viejo bribón.
Hay un caso en concreto que aparece en el comic que me rompió el alma, una señora que no recuerda a su marido y está con otro hombre, y el marido que la sigue queriendo y observando con resignación, la simple idea me ha echo llorar.
El final de la obra, terriblemente enternecedora, no se me ocurre mejor forma de dar fin a la historia.
En cuanto al dibujo, como bien he dicho antes, maravilloso y el cambio de intensidad del color de las viñetas según el cambio de guión ayuda a seguir la historia un poco mejor.
Como conclusión, he reído, he reflexionado y he llorado como una condenada, ¿que más se le podría pedir? Os lo recomiendo al 100%, es muy muy ligero de leer y de veras que no os arrepentiréis de darle una oportunidad.

"Cambiar el mundo es algo muy serio como para dejárselo a los jóvenes. Ellos ya tienen bastante con pensar en sexo y drogas..."

Navegando por la red he descubierto que hay una versión cinematográfica de Arrugas, si alguien la ha visto dejadme vuestras opiniones en los comentarios. Siendoos sincera me da un poco de miedo que la adaptación no sea tan buena como me espero.

Siempre he estado muy unida a mi amama (abuela) pero después de esta lectura no dudéis que la voy a tener muchisísimo más en cuenta de lo que ya la tengo.

martes, 15 de noviembre de 2016

Reseña: Desnudos y acuarelas - Jaime Siles

Una vez más la biblioteca me tentó (y eso que me había prometido no alquilar más libros hasta que hubiera leído todo lo pendiente que tengo en casa - inocente de mi), la simpleza de la edición llamó mi atención para luego enamorarme de la materia general. A ver, poesía, desnudos y acuarelas, ¿cómo iba yo a resistirme?
Esta obra esta dividida en dos apartados: I. Desnudos II. Acuarelas (viva la redundancia).Con una extensión de 68 páginas resulta una lectura muy ligera y amena.
https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/415Hy-UecDL._SX306_BO1,204,203,200_.jpgLa división es indudablemente apropiada, nos invita a leer, nos predispone para lo que vamos a vivir con su lectura.
El primer apartado, sobre la plasticidad de los cuerpos, su abstracción... es sensual, sugerente, excitante, mientras que el segundo, que nos presenta la difusión de la memoria como el aguado de una acuarela, versos excepcionales aparte, me resulto largo, en ocasiones incluso aburrido.
Tengo que admitir que más que una poesía que juega en el mundo de lo literario se nos presenta como una exposición plastica, cada palabra muestra la tensión sexual de una pincela.
Como artista que soy permitidme que haga la siguiente observación, Jaimes Siles (con todo el respeto del mundo lo digo) es un filósofo que jamas ha tenído, o eso parece por su redacción, una experiencia pictorica, no sabe lo que es acariciar el papel con un pincel impregnado en color. A pesar de ello no pierde la presencia de una exposición de pintura y hay que felicitarle por ello.
¿Recomiendo este poemario? Definitivamente
¿Creo que merecería la pena pagar 10€? Siento tener que decir que no.
Si queréis leerlo, que tenéis que hacerlo, buscadlo en la biblioteca de vuestro distrito, no os arrepentiréis de darle una oportunidad.

Porque cómo mordia,
porque cómo besaba,
porque cómo gemía,
porque cómo lloraba.


Disculpad que esta haya sido una reseña tan breve, pero no creo que haya más que decir sobre esta obra. Dejadme un comentario si os apetecería leerlo, y si no también, todos los comentarios son siempre bienvenidos.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Depilarse o no depilarse, esa es la cuestión

Yo no me depilo, pero si que lo hago.
A mi me gusta el pelo, pero no termina de gustarme.
Vale, lo entiendo, no me seguís, lo diré de un modo más comprensible:
Yo me depilo sólo cuando me apetece, porque como en la cabeza, el pelo me gusta de una forma o de otra (o me apetece llevarlo de una forma u otra) según la temporada.
¿Sí? ¿Ya? ¿Todo el mundo en claro?

No hace falta mencionar que el discurso y debate acerca de la depilación femenina está a la orden del día (nunca masculina, por favor, ellos son dueños de su cuerpo, nosotras meras esclavas). Hay entradas y vídeos fabulosos (tal que este) diciendo, básicamente, que no se depilan porque no quieren (desgraciadamente siempre hay que explicarlo un poco más para que a todo el mundo le entre en la cabeza), y tras pensarlo mucho me apetecía disertar un poquito sobre este tema, porque sí, porque me da la gana.

Esta mañana mi madre se me ha acercado, riéndose, para señalar algo que yo bien sabía, iba en tirantes y no estaba depilada. Yo, muy digna, le he dicho que era consciente, y que me gustaba (y me gusta) el tacto de unas axilas peludas. Ella, queriendo tener razón, ha sacado su mejor argumento "pero hija, así hueles más", no, madre mía querida, no huelo más porque me molesto en estar limpia, y en cualquier caso el olor natural a feromonas no es desagradable, es natural. Natural como que me crezca pelo en lugares insospechados.
Curiosamente poco después ha venido mi padre a decirme a ver si me depilaba, que ya era hora, que es muy penoso, curioso viniendo de un hombre que NO se depila. "Es que eres feminista" argumento que aún no entiendo, un hombre que considero abiertamente feminista usa el argumento de "la feminista"... Padre, querido, cientos de feministas se depilan, al igual que cientos de ellas no lo hacen, pero yo no pertenezco a ninguno de esos grupos, hay cientos de mujeres que se depilan cuando les da por ahí, si, exacto, yo pertenezco a este último.
Me temo que mi hermano pequeño tampoco se libra de esta crítica, 15 años y ya esta alienado, le estoy encauzando pero será un proceso largo y doloroso. Cuando ve mis piernas sin depilar se indigna, ¿cómo puedo ir así? con pelo, como una salvaje... Pero una vez más, él es un hombre que no se avergüenza de su bello corporal, al parecer yo he de hacerlo, ¿encontráis la lógica?

No voy a haceros ahora una disertación super elaborada sobre por qué esto está mal, cada uno es libre de jugar y opinar lo que mejor se le ajuste, pero por favor, seamos críticos, la igualdad empieza en pequeñas cosas (como lo es depilarse) y termina con oportunidades de trabajo equivalentes.
Yo no quiero que mis futuros hijos varones piensen que el bello femenino es algo a evitar, quiero que lo encuentren tan sexy y natural como la piel suave recién depilada.

SOY HEMBRA Y POR AHORA NO ME DEPILO, ¿CUAL ES TU PROBLEMA?!


martes, 8 de noviembre de 2016

Review Copa menstrual

A principios de octubre decidí que ya era hora de entrar en contacto con mi cuerpo desde la matriz del mismo y que mejor forma que cambiando mi "prevención" de la menstruación. Hace meses probé el sangrado libre (para quien no lo sepa lo que es se trata de dejar que el cuerpo te diga cuando ha de evacuar la sangre, volviendo sensible el cervix otra vez, volviendo a usarlo como el esfínter que es) pero para mi no era practico, especialmente los primeros días de regla que tengo flujo abundante. Siempre estoy de aquí para allá así que ir al baño cada rato es un incordio, la copa menstrual me da una alternativa ecológica que se adapta a mi forma de vida (también es una opción minimalista con la que ahorrar dinero, todo son ventajas).
Podéis comprarlas en cualquier farmacia (de estas) o en herboristerias o tiendas de productos ecológicos (de estas), cualquiera de las opciones que decidáis es igual de valida, la unica diferencia es que una es de material de procedencia ecológica y el otro no.
Me gustaría añadir que si estáis buscando una alternativa ecólogica y no invasiva pero la copa no es una alternativa valida para vosotras, siempre podéis probar compresas de algodón (como estas).
Sin más dilación os dejo aquí mi diario con la experiencia, sólo os adelanto que estoy muy contenta, una de las mejores compras que he hecho en la vida.

Día 1
Me la pude poner bien a la primera, me sentí muy orgullosa, que estúpida razón para sentirse una orgullosa. Al principio no estaba segura de si había hecho bien el vacío pero decidí esperar a ver que pasaba, poniéndome una compresa de seguridad.
Una hora después, a pesar de estar la compresa completamente limpia quise ver como recoge la copa mi sangre menstrual. Es toda una experiencia ver tu sangre en formato liquido por primera vez, no adherido a un material procesado con químico, sino recogida en un vasito. Después de 21 años he descubierto que, curiosamente, la menstruación no huele en absoluto, ¡cuantos años de engaño por la industria de los productos sanitarios intimos!

Día 2
Me levanté y resulta que había tenido un pequeño derrame, nada grave. De ahí aprendí el tiempo que puedo tenerla puesta. Yo compré la copa de flujo normal pero la primera noche siempre tengo bastante sangrado, el resto de periodo tengo flujo medio así que estoy contenta con mi elección.
Me pasé la primera asignatura obsesionada con que iba a volver a tener derrames, iba al baño cada poco rato para quitarmela y vaciarla... una, que se obsesiona.
Pude apreciar que los coagulos empezaron a disminuir, se veían más pequeños.

Día 3
No se como narices me puse la copa (y menos mal que estaba en casa) que calló la sangre en todas partes menos dentro, por no comprobar el vacío.
Os cuento algo gracioso, al sacármela una de las veces salió disparada y se me calló al vater, cosas graciosas que le pasan a una...
Ya le he pillado el truquillo, creo, estoy super contenta con la compra. Una amiga me recomendó convinarla con una compresa de algodón para los días que no tenga buen acceso a servicios decentes.

Día 4
Me la empecé a cambiar nada más que una vez al día.

Día 5
Encontré un uso que darle a mi sangre. Tirar una materia tan pura, tan mía y con tantas células madre me parecía un desperdicio. 1. Los granos que me da la regla, la regla me los quita (querida amiga, si alguna vez lees esto me he apropiado de tu frase porque me encanta) - exactamente lo que lees, una mascarilla más natural posible (si vais a comentar el asco que os da ahorraoslo porque me la pica vuestra opinión al respecto) 2.  Mis plantas para infusiones necesitan un empujoncito extra para crecer sanas y fuertes (y os aseguro que las ayuda).

viernes, 4 de noviembre de 2016

Reseña: Las Elegidas - Jorge Volpi

Me gusta leer sin darle más importancia a la elección del libro, creo que descartamos muchos libros buenos demasiado a la ligera y que dejar que el libro llegue a ti es tan buena opción que la busqueda exhaustiva de nuevos titulos.
Como ya habreis supuesto así es como llego "Las elegidas" a mis manos. Acompañé a mi novio a la biblioteca del distrito y salí con este libro (y eso que tengo una pila inmensa de pendientes). Lo ví ahí, sólo, en la estantería de novedades y quien podría resistirse. No creaís que soy tan simple, la sinopsis me engancho en el acto. El destino decidió juntarnos y tengo que admitir que fue un buen trabajo.
Las elegidas trata sobre la peculiar tradición de la ciudad de Tenancingo, según la cual todas las mujeres eran criadas para ser prostitutas, exclavas de los hombres de su familia. Admitid que tiene su punto. Mi feminista interna (y externa, por favor, una no lo es sólo en parte) activó las alarmas y tuve que convertirlo en mi siguiente lectura.
La historia está dividida en fragmentos intercalados de prosa y verso, sobre el antes y el después de la desmantelación de esta red de trata. Se lee prácticamente sólo, lo terminé en dos viajes de autobus y poco más. Me gusta que no necesite rellenar las paginas completas para que el mensaje coja fuerza, poemas de apenas unas pocas líneas son tan contundentes que no os pasarán inadvertidos si decidís darle una oportunidad a esta obra.
Claro que no todo son cosas buenas, está escrito en tono coloquial, hasta ahí todo bien, el problema viene cuando os cuento que se trata de un autor Mexicano y que obviamente sus expresiones son las propias de su país, lo cual, en mi opinión, dificulta la lectura, en ocasiones incluso la comprensión, pero que no os eche para atrás todo es cuestión de hacerse a ello, a medida que avanzan las páginas dejas de notarlo.
Se nota muchísimo que está escrito por un hombre, se habla demasiado de la experiencia de los personajes masculinos, las mujeres quedan en un segundo plano, las protagonistas de la tragedia a penas imponen su voz. Estaría bien, sólo como contraste (no pretendo desprestigiar al escritor ni mucho menos), leer esta misma obra escrita con las palabras de una mujer, creo que empatizaría mejor con la tematica planteada.
Erotismo eufemista, mafiosos y poesía, mucha poesía. Si tuviera que puntuarlo no tendría un 10 pero tampoco creo que bajaría del 7.

Gordos,
jugosos,
dulces,
suaves,
tiernos
cuerpos.

Dejadme un comentario con si lo leeríais o no y si lo habéis leido no dudeis en decirme que os ha parecido, aquí abajo en los comentarios o por twitter.
¡Nos leemos hermosuras!

martes, 1 de noviembre de 2016

Consumo responsable

Bajo el titulo que he dado a la entrada bien podríais suponer que os voy a hablar sobre el consumo de agua o electricidad, o tal vez sobre como tener una vida más ecológica, podría, pero hoy os traigo un tema que a mi me llega más, el concumo responsable de las cosas materiales.
Todos conocemos (y muchos obvian) el sistema de la industria del textil esclaviza y explota a personas por todo el mundo, niños que deberían estar aprendiendo los colores y que uno más uno son dos se pasan jornales que no encuentran fin para que algunos puedan ponerse esas camisetas de tejidos cutres (y que además son tan caras) de tiendas cuyas empresas abarcan el mercado intrenacional... (a saber, Inditex entre otros)
Nos preocupa intensamente que nuestros cosmeticos no esten testados en animales (y si, seguid preocupandoos por ello, os lo ruego) pero somos ajenos a que nuestra ropa esté tejida por otros de nuestra especie en condiciones inhumanas, un aplauso, por favor, para el sinsentido.
Os pongo este como ejemplo, pero así con todo, por desgracia.
Al menos en el mundo de la literatura ha nacido el formato digital, al igual que en la música, pero en otros ambitos no ha habído tanta suerte.
No quiero daros juicios morales, pero que menos que ser sinceros con nosotros mismos cuando vamos a una tienda y salimos con las manos llenas.
Hace cuatro años dejé de comprar en multinacionales para sólo comprar en pequeño comercio, y de un intento de mejora en mi modo de consumo nació una imposición de mi individualidad ante la sociedad, ya nadie (o más bien cuatro gatos) llevaba las mismas prendas que yo elegía.
Muchos afirman, queriendo excusarse ante los que deciden hacer cambios en su forma de consumir, que en las tiendas de barrio no encuentran nunca nada que vaya con su estilo... *MEJ* Mentira... Os aseguro que hay tantas pequeñas tiendas como estilos y gustos, otra cosa ya es que quede mejor decir que tu pantalón es de Maxi Dutti y no de Prendas Loli (nombre inventado, que todo esté en claro).
Aunque el cambio a las tiendecillas ya fue para mi un gran paso, está claro que no siempre tenía total certeza de la procedencia de mis adquisiciones, con lo que un año más tarde empecé a leer todas las etiquetas, a casa sólo se venían conmigo los productos manufacturados en paises libres de esclavitud.
En septiembre de 2015 emprendí mi aventura erasmus. En la ciudad en la que residí la compra venta de segunda mano está a la orden del día, hay mercadillos fascinantes practicamente todos los fines de semana, ahí encontré la mejor opción, la que mejor se adapta mí.
Desde entonces sólo he comprado un pantalón y un libro de primera mano y porque conozco con total certeza la procedencia de su fabricación.
Hoy en día es más fácil que nunca conseguir productos de segunda mano, tiendas físicas y digitales, compras a particulares... Se puede acceder a ellos mediante el intercambio... Puede que lo que compres haya sido confeccionado en condiciones dudosas, lo cual os invito a que evitéis, pero al menos el trabajo de esa persona que se ha dejado la piel habrá merecido la pena y no acabará en cualquier vertedero.
Os animo a que hagaís cambios en vuesra forma de consumir, a ser, en cierto modo, más solidarios y más conscientes.

Me encantará leer vuestras opiniones sobre el consumo responsable y vuestras experiencias sobre el tema.
Seamos educados en los comentarios, yo no me meto con vuestra forma de vivir vosotros no tenéis por qué hacelo con la mía.

*Si queréis que os haga un listado de pequeño comercio (de diferentes productos) o de segunda mano que conozco de mi ciudad (Bilbao) por favor hacedmelo saber en los comentarios o por twitter